Clásica

Al igual que el vestidito negro, un cuaderno clásico Moleskine nunca pasará de moda. Los rasgos distintivos que nos encantan siempre estarán ahí, recordándonos que las buenas ideas no vienen con fecha de caducidad. Pero nuevos colores, texturas, formatos y tamaños nos inspiran a ser más creativos o a serlo de distinta manera en el modo en que llenamos las 120 páginas color marfil de nuestro cuaderno favorito.