Bolígrafos y lápices

EL COMPAÑERO PERFECTO PARA TU CUADERNO

No tienes por qué dedicarte a escribir para saber lo útil que es un bolígrafo. Está comprobado que tomar notas y apuntar tus pensamientos a mano ayuda a generar nuevas ideas, retener la información y no perder el hilo de tus procesos mentales. El compañero idóneo para tu cuaderno o diario. Por eso hemos diseñado la colección Writing de Moleskine especialmente para que la uses con nuestros cuadernos.

Puedes enganchar los bolígrafos en el lateral de cualquier tapa dura: siempre viajarán juntos y así nunca perderás tus ideas. Los bolígrafos de Moleskine se ofrecen con distintas variaciones: roller o normal. Para líneas fluidas y un efecto líquido, es ideal el roller, pero si prefieres tinta más seca y delgada, opta por el normal. Desde el clip al clic, de lo clásico a lo colorido: elije tu compañero ideal.

BOLÍGRAFOS QUE NUNCA SE PIERDEN

La Colección Writing de Moleskine se ha creado pensando en la escritura a mano. Todos los lápices, bolígrafos y accesorios de escritura de la colección se enganchan mediante un clip en el lateral de los cuadernos Moleskine; así nunca tendrás que escarbar en las profundidades del bolso o bajo montañas de documentos en el escritorio para volver a encontrar tu herramienta de escritura favorita. Tanto si prefieres la fluidez del bolígrafo roller como el control del bolígrafo normal, punta fina o media, o si te gusta abrir el bolígrafo con un clic o quitarle y ponerle el capuchón, tu compañero perfecto está ahí fuera, esperando que lo encuentres. Las palabras toman numerosas formas y apariencias. Muchas las escribimos en nuestros teclados o dispositivos, otras las hablamos pero, las verdaderamente importantes y personales suelen llevarnos a buscar un bolígrafo para escribirlas.

Quizá sea porque siempre tenemos bolígrafo y papel al alcance de la mano, día o noche, y no necesitamos pensar siquiera si están cargados o conectados. Quizá sea porque lo que se escribe en una página, se queda escrito en ella. No puedes pulsar rápidamente el botón Suprimir, por lo que tus garabatos y anotaciones quedan ahí y te obligan a sopesarlos. Quizá porque cuando aprendimos a escribir el alfabeto lo hicimos con lápiz y papel; así, cuando tenemos que expresar nuestros pensamientos más íntimos, creativos y necesarios lo natural es ir a buscar el cuaderno y el bolígrafo.